MEGAGUÍA - Cómo ganar visibilidad y ATRAER CLIENTES en LINKEDIN como CONSULTORA de RRHH, Coaching, Inteligencia Emocional u otras Habilidades Directivas

1. TODO EMPIEZA POR UN MOTIVO DE PESO

Si diriges o formas parte de una consultora dentro del ámbito de los Recursos Humanos, Coaching y/o Inteligencia Emocional u otras Habilidades Directivas, sigue leyendo porque te desvelaremos nuestros mejores secretos para ganar visibilidad y atraer clientes en LinkedIn.  

Empecemos por el principio: nosotros también fundamos una consultora de Recursos Humanos, en nuestro caso especializada en Neuroproductividad. Su nombre es emorganizer.

Para que te hagas una idea de cuáles son los servicios que ofrecemos en nuestra consultora de RRHH, decirte que nos dedicamos exclusivamente a impartir talleres o workshops presenciales de Neuroproductividad (Gestión del Tiempo y/o Productividad Personal + Inteligencia Emocional + Neurociencia Aplicada) para PYMES, multinacionales y organizaciones públicas y privadas como universidades o centros de negocios.

Al iniciar nuestra andadura, todos los clientes procedían de personas conocidas. Sin quererlo ni beberlo, el boca a boca se había convertido en nuestra estrategia principal de captación de clientes.

Pero claro, cualquier red de conocidos es limitada y no siempre puedes acudir a ella. Además, abusar de su confianza no suele traer buenos resultados.

Siendo conscientes de la limitación evidente de los “conocidos”, optamos por otras vías.

Primero pensamos en contratar a alguna persona que se dedicase exclusivamente a las tareas comerciales, es decir, a buscar clientes para vender nuestros servicios.

Pero no nos terminaba de gustar la idea.

En primer lugar, porque si contratas a una persona fija, los meses que no vendes los números no salen tan bien.

Si en cambio, la contratas en base a un porcentaje de lo que vende está mucho mejor, pero para que te salga rentable debes encarecer el precio de un servicio que de por sí, ya tiene un precio elevado. Eso añade dificultad a la venta, claro está.

Por otro lado, hay empresas que tienen grandes carteras de clientes y que pueden recomendar o vender tus cursos o capacitaciones. Pero si estás en el sector de las consultoras de RRHH, ya sabrás que estas empresas intermediarias se llevan una comisión muy grande y honestamente, nunca nos ha parecido justa al tratarse de vender un servicio, otra cosa es que fuera un producto online, pero ese ya es otro tema.

Al mismo tiempo, nosotros pensamos que cuando alguien vende un servicio complejo que no ha diseñado esa misma persona, siempre se va a dejar detalles que al cliente no le van a quedar del todo claros. Eso luego puede convertirse en una fuente de insatisfacción de quién contrata tus servicios y esto puede repercutir negativamente en tu negocio.

Así que llegamos a la conclusión de… ¿quién mejor que nosotros para saber cómo vender un servicio tan exclusivo y complejo de explicar cómo el nuestro?

Entonces, dijimos: de momento esto de vender lo seguiremos haciendo nosotros mismos, así cobraremos el 100% de nuestros servicios y lo explicaremos mucho mejor. Aunque claro… ¿cómo vamos a llegar más allá de nuestra red de “conocidos”? Seguíamos con el mismo problema.

Y ahí es donde apareció el “maravilloso” mundo de las redes sociales, una fantástica manera de llegar a mucha más gente de lo que cualquier red de “conocidos” puede alcanzar y sin moverte de la oficina o de casa.

Eso sí, decimos maravilloso entre comillas porque no es oro todo lo que reluce, ya que no por estar en una red social profesional como LinkedIn llegaran las oportunidades de negocio como por arte de magia. Hay que aprender a manejar esta herramienta.

Si ya llevas tiempo con tu consultora y has probado a buscar oportunidades de negocio por Internet, te habrás percatado de que conseguir clientes por esta vía no es tan fácil como algunos prometen.

Al principio llegamos a pensar que gracias a las redes sociales en poco tiempo llegarían tantas oportunidades para trabajar con clientes que a muchos les tendríamos que decir que no. Sin embargo, la realidad pronto se encargó de mostrarnos que quizá necesitaríamos un poco más de tiempo y conocimientos para lograrlo.

Eso sí, no importaba el lugar donde nos dirigíamos a consultar información sobre cómo vender en las redes sociales, al final siempre terminábamos por ver el mismo mensaje:

¡Necesitas una estrategia!

El tema es que nosotros ya teníamos una estrategia comercial definida y clara para vender nuestros servicios. De hecho, invertimos mucho tiempo y energía en diseñarla.

¿Por qué los expertos se empeñaban tanto en recordarnos que necesitábamos una estrategia?

Tardamos bastante tiempo en darnos cuenta de que no entendíamos a qué se referían los expertos cuando hablaban de estrategia. En realidad, se referían a algo muy distinto a lo que nosotros pensábamos que era. Si sigues leyendo te lo explicaremos con más detalles.

 

2. ¿CUÁL ES LA MEJOR RED SOCIAL PARA ATRAER A TUS CLIENTES POTENCIALES?

Nos hemos estado formulando esta pregunta durante mucho tiempo y estamos convencidos al 100%, de que si eres una consultora de Recursos Humanos, LinkedIn es la red social que mejor funciona para atraer a tus clientes potenciales.

Si quieres saber por qué LinkedIn puede ser el mejor aliado para los profesionales del desarrollo personal, a continuación te resumimos sus ventajas bajo nuestro punto de vista:

Recursos Humanos suele moverse (mucho) por LinkedIn: es verdad que no todos los perfiles de RRHH tienen actividad en la red, pero hay una gran masa de profesionales que visitan LinkedIn de forma habitual. Si no estás en la red o sólo te dedicas a enviar SPAM, será difícil que captes la atención en positivo de los departamentos de RRHH (muchos de los cuales pueden ser tus próximos clientes).

Sabes quién hay detrás en todo momento: si hay algo que distingue a LinkedIn de otras plataformas, es la facilidad para conocer qué perfil profesional se esconde tras cada interacción. Por lo tanto, aquí los likes o comentarios te dan muchas pistas acerca de los gustos, opiniones e incluso necesidades de cada persona y/o organización. Si además tienes la “suerte” de topar con un cliente potencial, esa información se convierte en oro para tu negocio.

Puedes detectar necesidades de formación o capacitación y/o consultoría: si sueles echar un vistazo a las últimas actualizaciones de LinkedIn, verás rápidamente cuáles son las últimas tendencias en RRHH, Coaching y/o Inteligencia Emocional u otras Habilidades Directivas, así como cuáles de ellas suscitan más interés entre tus contactos. Es verdad que a veces se suelen colar modas y otras tendencias comerciales, pero al final la idea es ver la necesidad real que se esconde entre líneas y no tanto el concepto que lo envuelve. Incluso tú mism@ puedes lanzar sondeos para comprobar qué grado de interés puede tener tu próximo servicio.

Las start-ups se dejan ver cada vez más en LinkedIn: muchas de estas empresas están llamadas a ser las nuevas multinacionales (aunque todavía queda un poco, es verdad), por lo que te interesa estar presente en la red profesional líder para observar sus movimientos y ver cuáles pueden ser sus necesidades en el ámbito de los RRHH, Coaching y/o Inteligencia Emocional u otras Habilidades Directivas. En LinkedIn están prácticamente todas las start-ups importantes y son cada vez más activas en la red.

Conoces la situación actual de muchas empresas: aunque esta función sólo está disponible para la versión Premium de LinkedIn, en las páginas de empresa de tus compañías objetivo o target podrás observar si están contratando, si han fichado a un nuevo director de formación/capacitación o si, por ejemplo, han perdido 100 trabajadores en un mes. Con todos estos datos en mano, lo tendrás mucho más fácil para elegir si “ahora” es un buen momento para acercarte a una empresa determinada.

Por estas ventajas y muchas más, LinkedIn tiene un atractivo especial para las consultoras de RRHH, Coaching y/o Inteligencia Emocional u otras Habilidades Directivas. Por eso afirmamos que a fecha de hoy, LinkedIn es la mejor fuente de información para este sector.

¿Conoces más ventajas que tiene LinkedIn para tu consultora? Déjanos tus impresiones en los comentarios de este artículo. 

 

3. NUESTROS RESULTADOS PUEDEN AYUDARTE A VER LINKEDIN CON OTROS OJOS

Sé que tal vez lleves un tiempo en LinkedIn y estés desencantado con la plataforma.

Te comprendemos perfectamente. Nosotros también nos sentimos así en su momento.

Al final es como todo: estar por estar es sólo presencia, y la presencia por sí misma (por desgracia) no suele aportar nada.

Permítenos ponerte un símil de lo más sencillo:

“Estar por estar con tu pareja no aporta mucho valor, sólo es compañía. Si tu pareja está mirando la TV y tú estás contestando emails de trabajo con tu móvil a su lado, estaréis juntos, sí, pero no intercambiaréis absolutamente nada además de tiempo. Una cosa es el tiempo y otra muy distinta es el tiempo de calidad”.

En LinkedIn funciona exactamente igual. Tener un “perfil” o una “página de empresa” y no cuidarlas, es (casi) lo mismo que no tenerlas.

Y eso es exactamente lo que nos sucedió al principio con nuestros perfiles individuales y con nuestra primera página de empresa en LinkedIn, emorganizer. Estaban ahí, cierto, pero no tenían el protagonismo suficiente como para llegar a convertir las visitas que tenían en potenciales clientes.

Hasta que un día lo vimos claro, si queríamos atraer clientes de verdad, teníamos que empezarnos a formar en serio en la plataforma para saber cómo sacarle el máximo partido. Y así lo hicimos (y lo seguimos haciendo).

Hay algo que nos gustaría aclarar antes de continuar el artículo: no trabajamos para LinkedIn.

Por lo tanto, no tenemos que quedar bien con nadie, y es por eso que aunque aquí sólo nos centraremos especialmente en aquello que nos ha funcionado mejor, en ocasiones también hemos sido muy críticos con esta red social cómo puedes leer en este artículo, donde explicamos por qué eliminamos nuestro grupo de LinkedIn y en este otro, donde contamos por qué nos deshicimos de nuestra página de producto estrella.

Después de más de 5 años, estos son los resultados más destacables que hemos logrado con LinkedIn:

Tenemos más de 14.000 contactos directos en LinkedIn: todos clasificados por sector y por si son clientes potenciales o no. Además, hemos diseñado un embudo de ventas específico para LinkedIn que nos permite saber en todo momento en qué estadio de la relación comercial nos encontramos con cada cliente potencial.

Nuestros clientes llegan mayoritariamente por LinkedIn (+80%): aunque los expertos en marketing y ventas aconsejan diversificar las vías de obtención de clientes, esta red social se ha convertido en nuestra gran fuente de oportunidades de negocio de forma recurrente gracias al diseño de un proceso sistematizado y eficiente.

Recibimos propuestas de todas las partes de España y LATAM: cuando antes no usábamos las redes sociales, la mayoría de propuestas venían de nuestro entorno geográfico más cercano. LinkedIn nos ha permitido poder comunicarnos con todo el mundo. Si tienes un buen nivel de inglés y español, se puede decir que prácticamente más de medio mundo es “tuyo”. LinkedIn te permite extender el boca a boca hasta los lugares más recónditos del planeta.

Multiplicamos por 100 el número de visitas a nuestros perfiles desde el principio: aunque recibir visitas en nuestros perfiles no es nuestro objetivo principal, la verdad es que tener un perfil bien estructurado y con claras llamadas a la acción, nos ha servido para redirigir mucho tráfico hacia nuestras páginas donde explicamos nuestros servicios y para ser recomendados por otros profesionales.  

Conseguimos colaboraciones con expertos de primer nivel: hace algún tiempo te hubiéramos dicho que esta parte era muy complicada, pero gracias a LinkedIn las posibilidades de conectar con expertos de primer nivel están a un golpe de clic. Ahora bien, para conseguir buenos contactos necesitarás tener un perfil impecable enfocado a un target lo más concreto posible y sobre todo saber cómo comunicarte con estas personas con maestría.

Logramos más +125.000 visitas en poco más de 1 año en nuestro blog de LinkedIn (Pulse): cada vez tenemos más claro que el buen contenido no pasa de moda, por lo que si inviertes en una buena estrategia de contenidos te será mucho más fácil acercarte a tu cliente potencial.

Desconocemos si estos datos son la prueba viviente de lo que buscabas en LinkedIn para ti y para tu consultora, pero nos apetece muchísimo explicarte cómo los hemos conseguido.

También decirte que nos encantará que en la parte de los comentarios de esta publicación nos compartas tu propia experiencia al respecto, pues seguro que nos será de muchísima utilidad para seguir aprendiendo.

 

4. LECCIONES PRÁCTICAS PARA GANAR VISIBILIDAD Y ATRAER CLIENTES EN LINKEDIN COMO CONSULTORA DE RRHH, COACHING Y/O INTELIGENCIA EMOCIONAL U OTRAS HABILIDADES DIRECTIVAS

Después de explicarte los beneficios que nos ha aportado LinkedIn para que te hagas una idea de qué manera esta plataforma te podría ayudar en tu caso como consultora, creemos que ha llegado la hora de compartir contigo algunos de los secretos que más nos han ayudado a sacarle el máximo rendimiento a la red social profesional líder.

Ahora viene lo bueno.

¿Qué puedes hacer tú para ganar visibilidad y atraer clientes en LinkedIn?

 

A# NO SEAS UNA CONSULTORA BAZAR

Para ilustrarte un poco mejor, déjanos contarte una breve experiencia personal:

“Cuando empezamos con emorganizer vendíamos absolutamente de todo. Selección de todo tipo de perfiles, consultoría para infinidad de temáticas relacionadas con los RRHH y formación o capacitación de todas las habilidades directivas habidas y por haber. En total, ofrecíamos más de 10 servicios distintos. Cuando alguien nos preguntaba en qué podríamos ayudarle, nos limitábamos a responder con un par de palabras: “Recursos Humanos”. Teníamos tantos servicios que no sabíamos cómo sintetizar nuestra propuesta de valor en una sola frase”.

Debemos ser honestos contigo: teníamos miedo, mucho miedo.

Temíamos perder oportunidades por no ser lo suficiente generalistas, por lo que cada semana intentábamos añadir otro servicio más para agrandar nuestra ya de por si extensa oferta y tener más posibilidades de ser contratados.

Ya sabes, la utópica idea de “tratar de gustar a todo el mundo”.

Pero un buen día llegamos a la conclusión de que había algo que cambiar.

Y no te creas que lo hicimos porque leímos un artículo por Internet.

El motivo no fue otro que permanecer 2 meses sin nuevos clientes, hecho que nos obligó a replantear seriamente qué estábamos haciendo mal y cómo podíamos redirigir el rumbo de nuestra consultora.

Lo habíamos probado prácticamente todo, pero nada parecía funcionar.

Y aquí es donde tomamos la mejor decisión posible: reducir (y mucho).  

Te preguntarás… ¿A qué te refieres exactamente con “reducir”?

Reducir es básicamente simplificar, recortar, segmentar… en definitiva, redujimos nuestros más de 10 servicios a uno solo.

¿Te refieres a agrupar? No, no, nos referimos a eliminar servicios y quedarnos con uno o dos.

Reducir y concretar nuestros servicios ha supuesto una revolución total, ya que ahora nuestros clientes actuales y potenciales ya saben qué les podemos ofrecer exactamente. Rápidamente relacionan nuestra consultora de RRHH con el concepto Neuroproductividad, y eso también ayuda a que antiguos clientes u otros compañeros de nuestro sector nos puedan recomendar más fácilmente.

El hecho de tener un solo servicio nos ha ayudado a canalizar todos nuestros esfuerzos en tener el mejor servicio posible, alejándonos de ser simples consultores “mercadillo” que sólo ofrecen trazas de diferentes materias y que no son especialistas en nada en concreto.

En otras palabras, la reducción del número de servicios mejora sustancialmente tu marca personal y la de tu consultora de RRHH, Coaching y/o Inteligencia Emocional u otras Habilidades Directivas. Y lo mejor de todo, no tendrás que bajar tus tarifas porque tu servicio será más exclusivo que nunca.

 

B# ES (MUY) ACONSEJABLE TENER SERVICIOS “CERRADOS”

Tal vez ahora estés pensando:

“Si precisamente los servicios de mi consultora se caracterizan por ser altamente personalizados y ceñidos a las necesidades del cliente, ¿por qué debo tener un servicio “cerrado”? ¿Eso no me perjudicaría?”

¡Atención! Un servicio “cerrado” no significa que sea un servicio exento de personalización. Cuando hablamos de servicio “cerrado” nos referimos a un servicio que no ofrezca al cliente excesivas opciones o versiones del mismo.

¿Por qué? Por qué eso evita que tu cliente potencial tenga que pensar y tomar demasiadas decisiones antes de contratarte, reduciendo así las posibilidades de que se desoriente y agote más de la cuenta.

Este fenómeno suele suceder muy a menudo cuando ofreces un servicio con muchas opciones de configuración para cada una de tus temáticas. Poniendo un ejemplo, si tienes 2 o 3 versiones de cada servicio por cada temática y tu cliente quiere tratar 3 temáticas, puede acabar fácilmente con 9 o 10 propuestas encima de la mesa. Demasiado complicado si tienes en cuenta que tu cliente puede que haya consultado también a otros proveedores similares a ti, con el aumento de propuestas a estudiar que eso le comporta.

Esta situación es lo que se conoce como la paradoja de la elección: cuantas más opciones tengas para escoger, más probabilidades tendrás de saturarte y de no elegir ninguna. En cambio, si sólo hay una propuesta, deberás escoger entre tomar esa opción o dejarla. El dispendio energético en el segundo caso es muchísimo menor.

Ejemplo: si vas al supermercado y ves más de 100 tipos de confitura en las estanterías, pronto verás que tu cerebro se fatiga por tener que tomar tantas decisiones. Cada vez que mires los ingredientes de cada confitura estarás pensando cuál es la mejor elección, y al final es probable que abandones tu compra o que vayas a la opción que ya conoces. Si por lo contrario ves una única confitura y sólo tienes un sabor para elegir, deberás elegir entre esa confitura o ninguna. Es más fácil, ¿verdad? Pues con tus servicios sucede exactamente lo mismo. 

En nuestro caso ofrecemos “Neuroproductividad para equipos de trabajo”, enfocándonos al 100% en este único servicio.

Si haces clic en este enlace, verás que con nuestra otra empresa “Reconcíliate con tu vida” ofrecemos un servicio “cerrado” con todos los puntos que contiene la consultoría para ayudarte a monetizar en LinkedIn tu contenido o publicaciones sobre Desarrollo Personal/RRHH/Coaching/Habilidades Directivas.

También disponemos de una presentación con los puntos más detallados, que presentamos el mismo día que nos reunimos con nuestro potencial cliente (añadimos también sorpresas atractivas para su empresa).

Si tienes la ocasión de echarle un vistazo a la presentación observarás que, a pesar de que el servicio parezca a priori “cerrado” y sin opción para la personalización, en realidad esa afirmación no es del todo cierta.

El motivo es muy simple: tú puedes ofrecer un servicio “cerrado” con pocas opciones de configuración a escoger, pero lo que tú presentas ya es una opción personalizada, porque con la información que has sacado de LinkedIn, ya sabes muchas cosas que te vas a encargar de transmitir en esa primera reunión con el cliente potencial.

Por otra parte, una vez el cliente acepta la propuesta, puedes hablar con él para tener más información de primera mano y adaptar al máximo tu intervención a la realidad de su sector y empresa. Nosotros le llamamos personalización a posteriori y los clientes están encantados porque sienten que diseñas talleres para ellos.

Ejemplo: retomando el caso anterior de las confituras, vamos a poner que sólo tengas una única opción para escoger en el supermercado. Una vez que hayas decidido adquirirla, más tarde ya decidirás con qué otro alimento u acompañamiento te la deseas tomar. Puede ser con rebanadas de pan, con yogurt, con tartaletas de crema… Fíjate que lo importante es que el cliente se lleve la confitura, y a partir de aquí ya haréis los remiendos necesarios para que la experiencia sea lo más especial posible y adaptada a sus necesidades.  

Ahora pregúntate: ¿Cuántos servicios “cerrados” tienes ahora mismo?

¿Tienes servicios demasiado “abiertos”? Reflexiona sobre qué pasaría si los “cerrases” más en cuanto a opciones o versiones a escoger. ¿Crees que a tu cliente le sería más fácil tomar una decisión?

 

C# DEBERÍAS TENER SÍ O SÍ CONTENIDO PROPIO

No nos malinterpretes, compartir contenido o publicaciones de otras personas está genial.

De hecho, nosotros lo solemos hacer bastante a menudo y es una excelente forma de retroalimentar a tu red y generar lazos de confianza con tus compañeros y compañeras de profesión. Hasta aquí todo correcto.

El tema está en si esta estrategia de compartir exclusivamente contenido prestado te funcionará o no para captar la atención de tus clientes potenciales.

Nuestra propia experiencia nos dice que las publicaciones de personas ajenas a tu consultora pocos clientes potenciales te traerán.

El contenido propio es lo que mejor te representa como consultora de RRHH, Coaching y/o Inteligencia Emocional u otras Habilidades Directivas, ya que te permite la posibilidad de explicar muy bien a tus clientes potenciales qué haces y cómo lo haces, es decir, qué te diferencia del resto de consultoras tanto a nivel profesional como incluso en el ámbito personal.

Cómo venimos diciendo, LinkedIn juega un papel muy importante en nuestra estrategia de contenidos. Uno de sus cometidos es permitirte difundir tus publicaciones de alto valor a toda tu red de contactos y más allá, para alcanzar también a las personas/empresas con potencialidad de convertirse en tus futuros clientes. 

Lo bueno que tiene LinkedIn es que no te exige una periodicidad constante de publicación, así que no te preocupes demasiado si no puedes garantizar un mínimo de publicaciones con cierta frecuencia.

Aquí la calidad está más cotizada que la cantidad, ya que cada día verás muchísimos artículos que pasan sin pena ni gloria, aunque hayan sido compartidos por muchísimas personas.

LinkedIn es ideal para promocionar el lanzamiento de un nuevo servicio, sobre todo si somos capaces de desviar el tráfico que generamos hacia nuestra página de ventas y/o hacia la reserva de una cita virtual o presencial con nuestro cliente potencial.

Eso sí, si con tu contenido no consigues captar el interés de tus clientes potenciales para que te acaben contratando, entonces tenemos un problema grave.

Seamos honestos, como consultor o consultora de RRHH, Coaching y/o Inteligencia Emocional u otras Habilidades Directivas tienes muchísimas obligaciones ya como para encima tener que estar creando contenido y no conseguir ningún tipo de retorno.

Entonces, ¿cómo conseguirlo?

Un punto importante a tener en cuenta es el tipo de formato del contenido, ya que no a todos tus potenciales clientes les gustará lo mismo. Puedes crear contenido en formato artículo/post escrito, imagen, plantillas, vídeos, podcast…

Pregúntate lo siguiente: ¿Qué tipo de formato consume tu cliente ideal de forma habitual?

Vale, ahora imagínate por un momento que ya tienes blog (sea en tu web o usando el que te proporciona LinkedIn Pulse) y que sueles publicar sobre unas temáticas determinadas. Imagínate también que ya has elegido el formato, ya sea por escrito, imagen, audio o vídeo.

Llegados aquí, te aconsejamos seguir las siguientes 3 fases a la hora de publicar contenido:

Alumbra a tu público objetivo: antes de ofrecer ningún servicio, hay que explicar muy bien qué problema puede tener tu cliente potencial. Ya que solamente si toma consciencia, podrá identificar cuáles son los beneficios que nuestro servicio le puede aportar.

Así, la idea es primero publicar contenido que explique el problema con el que se puede sentir identificado el cliente potencial.

Vamos a verlo con nuestro propio ejemplo.

Primero publicamos 2 artículos para ilustrar una situación en la que se encuentran muchas consultoras de RRHH, Coaching y/o Inteligencia Emocional u otras Habilidades Directivas, pero que no siempre saben muy bien por qué sucede y menos aún cómo resolverla.

Estos son los 2 artículos:

Por qué LinkedIn puede ser tu gran aliado en el Desarrollo Personal

Crea tu estrategia de contenidos en LinkedIn como emprendedor del Desarrollo Personal

En este caso, el problema es que hay muchas consultoras del ámbito del Desarrollo Personal y Profesional que usan LinkedIn para captar nuevos clientes, pero son realmente pocas a las que realmente les funciona. La mayoría de profesionales de las consultoras que ya llevan tiempo en esta red social ya han visto algunos beneficios que les genera LinkedIn, pero todavía desconocen el enorme potencial que tiene esta plataforma para generar muchísimas más oportunidades de negocio. Nuestro objetivo con los artículos es explicar muy bien dónde está el problema y en qué consiste este potencial del que hablamos.

Desvela tus mejores artes: una vez alumbrado a tu público objetivo para que puedan identificar mejor sus dificultades y luego tomen consciencia de la magnitud de lo que propones, es cuando debes generar y compartir material de alto valor para que tu cliente potencial compruebe de primera mano qué eres capaz de hacer.

En este sentido, funcionan muy bien las megaguías/tutoriales sobre temas muy específicos como la que estás leyendo, sobre todo porque a tu cliente le estás tratando de aportar mucho valor mostrándole también tu propia experiencia.

En nuestro caso lo teníamos muy claro: queríamos que pudieras ver algunos de los errores que hemos cometido en LinkedIn y cómo nuestra experiencia te puede resultar útil. Por supuesto y si coincides con las ideas que te proponemos, entonces podemos elevar nuestra relación profesional al siguiente nivel.

Busca una solución pactada: después de que tu posible cliente haya tomado consciencia de sus dificultades y de que haya visto tu experiencia solucionando un problema concreto, llega el momento en el que le debes mostrar cuál es tu propuesta de valor con una clara llamada a la acción.

Fíjate como si tu cliente percibe que no tiene nada que mejorar, o que en caso de que sí lo crea, piensa que tú no le puedes ayudar en esa mejora, difícilmente te tendrá en cuenta para cambiar su situación actual. Y sin eso, es sumamente complicado poder establecer una relación comercial.

Siguiendo con nuestro ejemplo hemos optado por lo siguiente: después de haberte mostrado lo que puedes alcanzar y de qué manera puedes lograrlo, al final del artículo te lanzaremos una propuesta de valor concreta para que tú también captes clientes en LinkedIn como consultora de RRHH, Coaching y/o Inteligencia Emocional u otras Habilidades Directivas. Parece que el proceso resulta muy sencillo, ¿verdad?

Verás que la estrategia de contenidos que estamos empleando en nuestro caso no tiene por qué ser la misma que tú vas a utilizar. Cada tipo de clientes tienen sus rutinas y su forma de contratar a sus proveedores. Tómatelo solo como un ejemplo o como un ejercicio de reflexión. 

Si quieres ver otros ejemplos para publicar contenido de alto valor añadido, te recomendamos que visites nuestros blogs en LinkedIn (Pulse) para que tú mism@ compruebes paso a paso cómo lo puedes aplicar a tu propia consultora.

Blog en LinkedIn de Miquel Nadal

Blog en LinkedIn de David Carulla

En resumen, no dejes de publicar contenido ajeno para compartirlo con tu red, pero sobre todo diseña una buena estrategia de contenido propio si lo que quieres es monetizar tus publicaciones en LinkedIn como especialista en Desarrollo Personal y Profesional.

 

D# PROCURA COMPARTIR MÁS VALOR QUE PUBLICIDAD

Las publicaciones ego-centradas son una realidad en LinkedIn, y tampoco se libran de ellas las consultoras de RRHH, Coaching y/o Inteligencia Emocional u otras Habilidades Directivas.

Si sueles circular por las profundidades de esta red social, es bastante probable que hayas visto nuestras fotos/banners promocionando nuestros distintos talleres o servicios.

Nosotros también hemos sido (y seguimos siendo) copartícipes de esta exposición mediática, por lo que no seremos nosotros quienes te lo “prohíban” en absoluto.

La idea de este apartado no es conseguir que este tipo de contenido no se publique, sino más bien evitar abusar de él. Un exceso de “autobombo” puede terminar por ser cansino, así que procura publicar este tipo de publicaciones de forma ocasional.

Por si todavía no comprendes exactamente a qué tipo de contenido nos referimos, te ponemos algunos ejemplos:

Banners a todo color para anunciar tu próximo curso/taller/conferencia: seguro que has visto profesionales que no paran de publicar bonitos rótulos para anunciar sus próximas formaciones/capacitaciones, charlas o presentaciones de libros. Nuestra recomendación es no anunciarlas a bombo y platillo hasta la saciedad, sino dosificarlas en pequeñas cantidades y tener una estrategia de contenidos vinculada para garantizar su máxima efectividad sin resultar pesado para tu audiencia.

Imágenes pomposas de un evento multitudinario: mostrar el éxito rotundo de una de tus conferencias con imágenes del evento es una acción perfectamente válida, pero mezclar esta información con un aprendizaje personal y/o profesional o incluso compartir el contenido de la charla es algo que aportará mucho más valor a tu red de contactos.

Anuncios inquietantes para anticipar tu nuevo servicio: es normal pensar que a todo el mundo le debería interesar tu próximo servicio, pero seamos un poquito menos arrogantes y asumamos que no podemos ayudar a todas las personas. Tampoco se trata de “ocultar” tu nuevo servicio, pero si te repites demasiado dejarás de llamar la atención obteniendo el efecto contrario al que deseas. Un buen lanzamiento estratégico será determinante para conseguir tus objetivos comerciales.

Hay una ley no escrita que deberías tener en cuenta en la red social profesional líder:

“Cuanta más publicidad directa publiques en LinkedIn, más probabilidades tienes de generar rechazo entre tus contactos”

La publicidad es necesaria, pero también tiene el poder de ahuyentar a tus clientes potenciales. Úsala de forma proporcionada y con cabeza.

En conclusión, en vez de publicar anuncios y banners de manera aleatoria, mejor diseña una estrategia de contenidos que encaje con tu consultora y con tus clientes potenciales.

 

5. EL SECRETO MEJOR GUARDADO QUE VA MÁS ALLÁ DE TU ESTRATEGIA

Las estrategias van y vienen, vienen y van.

Son un conjunto de ideas que, puestas en marcha en un determinado momento, te permiten acercarte o alejarte de tu objetivo inicial.

Dicho en las palabras prestadas del gran Mando Liussi, la estrategia es un cúmulo de decisiones arriesgadas.

Por lo tanto, nunca confíes en una sola estrategia, tampoco en LinkedIn.

Como profesionales de esta red, hemos cambiado muchísimas veces nuestra estrategia a lo largo de estos últimos 5 años. Algunas han funcionado a las mil maravillas, mientras que otras han supuesto un auténtico… aprendizaje.

Si tuviéramos que resumir en pocas palabras las claves del éxito en LinkedIn para atraer clientes y ganar visibilidad, serían las siguientes: aporta valor infinito.

No sabes la gran cantidad de miedo que rebosa por esta red social, parece que hay un temor inmenso en ser copiado por otros profesionales.

Y lo mejor de todo es que probablemente tengas razón, hay mucho amigo del oportunismo y de la copia barata. Aun así, no nos preocupa en absoluto.

Y no te creas que no hemos sufrido el plagio en nuestras propias carnes:

Hemos visto artículos nuestros copiados (por completo) en la red: de arriba abajo, incluso con las mismas faltas ortográficas y sintácticas. Ya sabes la dicha de “si te copian es que lo estás haciendo bien”, por lo que no te preocupes si tu contenido se reproduce en la red como un virus. Debes saber que una buena estrategia de contenidos en LinkedIn va mucho más allá de publicar artículos que la gente pueda copiarte.

Hemos visto herramientas o plantillas diseñadas por nosotros compartidas por otras personas o empresas como si fuesen ellas las creadoras: no podrás evitar nunca que tus herramientas cambien de autoría, por lo que elimina de tu mente la idea de propiedad. Puede que pienses que tal vez hay que esforzarse en crear sistemas de seguridad más potentes para evitar el plagio, pero honestamente, la energía que inviertes en ese tipo de cosas es demasiado grande, no vale la pena. Muchas veces son tus propios clientes los que pueden compartir tu herramienta con otros, hacer pantallazos y plagiarla directamente. De verdad, no te preocupes. Como tu diseñaste la herramienta siempre estarás un paso por delante de los plagiadores, y sabrás muy bien cómo sacar la nueva versión mejorada antes que ellos.

Tienes que inundar la red de valor. El retorno es inmenso.

Insistimos, no temas que te copien. No sufras por algo que no puedes controlar.

Si todavía sigues desconfiando de la magia que tiene dar valor infinito, observa la gran cantidad de beneficios que aporta compartir contenido de calidad:

Aprendes de forma exponencial: tener que crear contenido de manera recurrente es un auténtico reto para tu mente creativa, y eso conlleva un aprendizaje espectacular que te hace mejor profesional.

Generas más interacciones de calidad: tener contenido propio es una de las mejores formas de conectar emocionalmente con tu público, así como para establecer relaciones profesionales de calidad. Sin contenido propio cuesta mucho más construir confianza, ya que pierdes la oportunidad de explicar a tu red de forma sutil, qué haces, cómo lo haces y qué beneficio puedes aportar. Además, tus publicaciones pueden funcionar como un fantástico rompehielos para poder iniciar una conversación.  

Mejoras tus habilidades comunicativas: tanto si usas el formato escrito como el oral, crear contenido te exigirá desarrollar tus dotes comunicativas. Cuando compartes tu contenido generas reacciones entre tu público, lo cual te permitirá encontrar cada vez más fácilmente la mejor manera de comunicar tus ideas.

Desarrollas tu tolerancia a la frustración: exponer tu contenido públicamente en la red es una excelente forma para comprobar el termómetro social, y ya te avanzamos que no siempre recibirás comentarios amables y simpáticos. Tu temple y tu autocontrol emocional serán claves para no desgañitarte en conversaciones de escaso valor.

Aprendes a bailarle el agua a tu ego: publicar contenido propio es una manera de desnudarte y compartir parte de tus experiencias. Si quieres que nadie te cuestione lo que escribes, entonces seguro que LinkedIn no es la mejor plataforma para ello. Si en cambio estás dispuesto a que disparen en la frente de tu ego, aquí seguro que aprenderás a relativizar los dardos venenosos de tus contactos apócrifos y entender que tu ego no debe “presidir” tus publicaciones.

Ganas más visibilidad en LinkedIn: sin publicar eres como un anuncio en Internet, donde algunas personas pueden visitarte, pero a duras penas tienen información relevante sobre ti y difícilmente pueden sentir que conectan contigo. Crear contenido es mostrar tu vitrina de experiencias para que tus contactos se aprovechen de ellas, y te puede servir para establecerte como un especialista en tu materia y/o para empezar a crear una relación comercial con tus clientes potenciales.

Te posicionas como referente de tu sector: siguiendo la huella del punto anterior, en LinkedIn es de vital importancia que muestres tus ejemplos para ser considerado una persona confiable por parte de tus clientes potenciales. Publicar sobre una materia concreta (cuanto más específica mejor) te ayuda a generar autoridad en tu sector y a ser percibido como un reconocido experto por parte de tus contactos.    

Mantienes a tu red “caliente”: sin contenido hay olvido, por lo que procura alimentar a tu red de contactos con tus publicaciones de forma más o menos regular, aunque sin agobios. En la medida de lo posible no dejes pasar demasiado tiempo entre publicaciones.

¿Qué te falta para empezar a aportar valor de verdad a tu red de contactos?

 

6. TÚ TAMBIÉN PUEDES ATRAER CLIENTES GRACIAS A LINKEDIN

Tienes razón al afirmar que es más fácil leer casos ajenos que aplicarlo a tu realidad.

También es verdad que no todo lo que te hemos contado es extrapolable a tu empresa o caso personal, en eso creo que estamos de acuerdo al 100%.

Lo que te hemos explicado lo puedes replicar sin problemas, pero, como muy bien sabes, deberás adaptarlo a tu realidad como consultora y a las necesidades de tus clientes potenciales.

Si nos permites un último minuto más de tu tiempo, nos encantaría compartir contigo un servicio exclusivo que puede ayudar a tu consultora de RRHH, Coaching y/o Inteligencia Emocional u otras Habilidades Directivas a ganar visibilidad y a captar clientes gracias a LinkedIn de forma eficiente y usando técnicas probadas.

Una vez leído este artículo tienes 2 opciones delante de ti:

A) Construir tú solo o con tu equipo un nombre en LinkedIn a tu manera y trabajarlo poco a poco para conseguir tus objetivos profesionales.

B) Recorrer el mismo trayecto acompañado de unos expertos en LinkedIn que además comparten y conocen muy bien tu sector profesional, con el objetivo de ir más rápido a la hora de ganar visibilidad y atraer más clientes en la red social profesional líder. 

¿Con qué opción te quedarías para tu consultora?

Si quieres mejorar en LinkedIn con paso firme y quieres conocer todos los secretos que te ofrece esta plataforma, entonces estamos convencidos de que la segunda opción es tu mejor alternativa.

¿Quieres saber más sobre este servicio único y exclusivo?

Hemos dedicado mucho tiempo a navegar por Internet y hemos sido incapaces de encontrar un servicio parecido. Pero nos hemos encargado de que ya esté disponible, y lo puedes disfrutar para conseguir un cambio revolucionario en tu forma de captar nuevos clientes para tu consultora.

Si quieres convertirte en un referente de tu sector y atraer clientes gracias a tu estrategia de contenidos en LinkedIn, estos son los 4 pasos clave que descubrirás si nos permites acompañarte:

Multiplica tu valor profesional: te orientaremos para que tú decidas cuáles son los mejores servicios de tu consultora para vender en la red social. Reenfoca cómo tu red de contactos percibe el valor de tu consultora en LinkedIn para sacarle el máximo partido a tus esfuerzos profesionales.

Construye tu perfil 10: ¿qué perfil funciona mejor para atraer a tus clientes potenciales? Te desvelaremos todo lo que tienes que saber para convertir tu perfil en el centro neurálgico de tus relaciones profesionales y así generar más oportunidades de negocio.

Gánate a tu red de contactos: conocerás los mejores mensajes para conectar con tus clientes potenciales y cómo puedes transformarlos en propuestas de negocio. Además, te mostraremos cómo puedes encontrar a cualquier persona y cuál es la mejor manera de conectar y empezar una relación comercial.

Monetiza tu contenido en LinkedIn: si estás dispuesto a publicar contenido en LinkedIn, pero quieres asegurarte un retorno económico, en este servicio encontrarás la mejor manera de crear contenido para convertirlo en resultados tangibles para tu consultora.

¡Mil gracias por leer hasta aquí!

¡Ahora es tu turno! ¿Cómo sueles captar nuevos clientes para tu consultora de RRHH/Coaching/Inteligencia Emocional/Habilidades Directivas? ¿De que manera sueles usar LinkedIn para lograr clientes interesados en tus servicios? ¿Cuál es tu estrategia para pasar tus clientes potenciales del mundo online a propuestas tangibles? Nos encantará recibir tu visión en el apartado de comentarios, te agradecemos de antemano tu participación : )

Cuánto tengo que ESPERAR para que mi negocio sea RENTABLE

NO QUEMES a tu red de CONTACTOS más preciada