Cómo crear el MEJOR POST DEL MUNDO en LinkedIn

¿QUÉ FÓRMULA MÁGICA TIENE EL ARTÍCULO IDEAL EN LINKEDIN?

Has escrito tu primer post en LinkedIn sobre Desarrollo Personal.

Te felicitas por haberte atrevido a dar el primer paso, pero poco a poco te vas desanimando cuando ves que sólo lo has visto tú y otros 3 o 4 contactos de tu red.

Además, resulta que las personas que te recomiendan son los que siempre lo hacen, y tienes serias dudas de que finalmente se conviertan en clientes potenciales.

Pensabas que la idea era buenísima, y te sorprendes de la poca visibilidad que ha tenido.

¿Por qué nadie lee mi artículo en LinkedIn? ¿Tan mal lo hago?

Te has pasado un buen rato redactando el post; incluso te da cierta vergüenza reconocer que has estado más de 4 horas puliendo todos los detalles.

No te sulfures, todos hemos pasado por una situación similar.

Tu tiempo invertido no será jamás tiempo perdido, eso te lo aseguro. Cuantos más artículos escribas y más empeño le pongas en compartir valor con tu red, verás que tu índice de visibilidad subirá tarde o temprano. Eso está garantizado.

Ahora bien, no todo es probar y fallar. También es bueno “copiar” a las personas que ya les funciona. No se trata de copiar y pegar todo lo que hacen, sino que la idea es adaptar e incorporar lo que mejor te puede encajar en tu forma de publicar.

Hecha esta presentación, es hora de que empiezas a redactar tu próximo artículo en la red profesional líder. ¿Qué deberías tener en cuenta antes de crear tu próxima publicación?

 

4 elementos clave probados con éxito para escribir tu mejor post de LinkedIn:

 

1# UN TÍTULO ATRACTIVO PARA ENAMORAR A TU LECTOR

El gancho de los ganchos por referencia.

Puedes redactar el contenido de tu vida que, si tu título no llama lo suficiente la atención de tu lector, todo tu esfuerzo quedará refrigerado por un largo período de tiempo.

Te proponemos 5 secretos para tener en cuenta a la hora de redactar tu título:

Ubica una sorpresa en el interior: la curiosidad mató al gato pero, sobre todo, alimenta la necesidad de leer tu contenido. Ahora bien, si prometes algo en el título después no te escondas, ya que te pasará factura en tus futuras publicaciones. Sorprende sin engañar a tus lectores.

Ejemplo: Hoy me desnudo para ti en LINKEDIN PULSE (y te regalo una Guía GRATIS)

Sé políticamente incorrecto:  si tu título no causa estragos ni hace refunfuñar a tus lectores, se te hará más complicado destacar en un mercado saturado. No provoques por provocar, por supuesto, simplemente plantea dilemas profesionales interesantes.

Ejemplo: Hoy NO TE DIGNASTE ni a saludarme, debería darte VERGÜENZA

Explota tus palabras clave más relevantes: está bien poder hablar de todo tipo de contenidos, pero los que más encajarán con tu público son aquellos por los que quieres destacar profesionalmente.

Usa esta fórmula tan sencilla: [Palabra Clave] + [Resultado]

Ejemplo: Cómo lograr una red de calidad en LinkedIn con más de 10000 contactos

Soluciona problemas reales: la teoría está muy bien para los libros, pero tu red de contactos necesita soluciones. No te obceques en la filosofía, dedícate a resolver problemas reales de tu comunidad en LinkedIn. 

Ejemplo: Cómo REINVENTARTE PROFESIONALMENTE con Human LinkedIn

Gestiona situaciones complejas o conflictivas: ¿qué angustia interior tiene tu lector que es incapaz de gestionar? ¿Puedes aliviar su malestar aunque sea mínimamente? Si tienes la capacidad de darle unas pocas pautas y/o herramientas para que se sienta mejor al final del tu artículo, estarás dando un valor tremendamente útil para tu lector.  

Ejemplo: Cómo evitar que el exceso de trabajo destruya tu vida personal

 

2# UN BREVE RESUMEN QUE TE DEJE CON GANAS DE MÁS

El segundo paso para atraer a tu lector, es que tengas un resumen atractivo para que tenga interés en seguir leyendo tu post.

Si el título no le termina de convencer, siempre puedes “echarle una mano” con una excelente síntesis de lo que se va a encontrar en tu artículo.

Es importante que se cumplan las siguientes 5 reglas de oro:

  • Conexión: busca el punto de dolor compartido con tu lector
  • Emoción: identifica el peligro que tiene esta conducta
  • Duda: no resuelvas nunca la pregunta en tu resumen
  • Curiosidad: deja entrever qué le vas a contar a tu lector
  • Reflexión: hazle una pregunta abierta para terminar de engancharle

Aquí tienes un ejemplo:

Estás a punto de explotar de tanta presión, pero aun así te empeñas en terminar como sea tu próxima tarea [Punto de dolor de tu lector; conexión]. Tu salud está en juego pero tú sigues insistiendo [Peligro de la conducta/hábito; emoción]. ¿Qué pautas deberías seguir cuando te encuentras completamente desbordado por el trabajo? [Dudas sobre qué hacer, Curiosidad por saber más para resolverlo y reflexión personal]

Aquí puedes ver el artículo completo en LinkedIn

 

3# UNA TEMÁTICA QUE SEA FÁCIL DE DIGERIR

Cuando escribas en LinkedIn, piensa sobre todo con quién y de qué manera quieres comunicarte. No sólo se trata de definir a tu cliente ideal, sino que también adaptes tu contenido más técnico al tipo de público que tienes en tu red de contactos.

Aunque pienses que todo el mundo te va a entender, la simplicidad es tu mejor reclamo para captar la atención de tus lectores. Lo complejo aburre, y además no consigue que tu lector se acuerde del mensaje que quieres transmitir.

Cuanto más aplicable a tu público sea tu contenido, más fácil te resultará que las personas que lean tus posts recomienden tu artículo.

Te ponemos un par de ejemplos para ver la diferencia:

Ejemplo 1: El tomate (Técnica POMODORO) es la fruta favorita de tu PRODUCTIVIDAD

Tratándose de un tema más específico como es una técnica productiva de concentración, es razonablemente normal que capte menos interés que una temática más “para todos los públicos”. Este artículo está dirigido hacia personas que ya tienen una cierta preferencia para probar técnicas de productividad personal.

Ejemplo 2: Cómo ser PRODUCTIVO cuando estás DESBORDADO por tu trabajo

En este caso puedes observar que, al tratarse de una temática más recurrente en el mundo profesional, es más fácil que se comparta y que llegue a mucha más gente. ¿Quién no ha sufrido alguna vez un ataque de estrés en su trabajo? El objetivo de esta publicación es claro y directo: dar indicaciones prácticas para apaciguar una situación en donde el caos se apodera de ti.

Ambas temáticas, a pesar de estar clasificadas dentro del ámbito del Desarrollo Personal, están escritas para públicos muy distintos. La primera es más complicada de digerir, por lo que difícilmente tendrá una repercusión muy notoria. La segunda, al ser un tema mucho más abierto y dirigido a un público más abierto, tendrá seguramente una mayor difusión (como puedes ver en las estadísticas de cada una de ellas).

Ahora bien: el número de visitas tiene poco o nada que ver con la efectividad (capacidad de convertir visitas en clientes potenciales) de tus publicaciones. El primer artículo puede conectar muy bien con aquellas personas que necesitan una técnica concreta de productividad para concentrarse mejor. Aquí lo más importante es tu público objetivo y el servicio que hay detrás de tu publicación.

El caso del segundo artículo es totalmente diferente. El objetivo principal de este artículo es llegar al máximo número de gente, ya que no va dirigido a un colectivo concreto (puede ser aplicable a todo el mundo). El retorno económico de este artículo fue muy bajo, ya que no tenía un servicio claro detrás (a diferencia del primero).

Aunque el número de visitas entre los 2 artículos es abismal, curiosamente fue primero el que mejor funcionó para conseguir vender nuestros servicios.

Moraleja: no juzgues a los artículos por su difusión, sino por su capacidad de convertir visitas en ventas.

 

4# APUESTA POR UNA LLAMADA A LA ACCIÓN CLARA Y GOLOSA

Un post sin llamada a la acción es sólo eso, un simple post. Si decidiste introducirte en el mundo de los blogs en LinkedIn y no tenía ninguna pretensión más, entonces genial.

Si por lo contrario quieres que tu blog de LinkedIn sea un activo para generar oportunidades de negocio, entonces la llamada a la acción es obligatoria en todos tus artículos.

Algunas ideas para llamar a la acción a tus lectores:

-Indica cómo se pueden suscribir a tu blog para recibir más contenido gratuito sobre la misma temática (u otras distintas) - [ejemplo de Lluis Font]

-Regala una guía/checklist/tutorial/ebook gratuito para aumentar tu lista de suscriptores interesados en tu temática - [ejemplo]

-Vende tu servicio/producto en el mismo artículo del post (de forma elegante, por supuesto) - [ejemplo con SlideShare]

-Invítales a verte en alguna charla/conferencia/congreso/evento en el cual participarás - [ejemplo]

-Anuncia un curso/taller/colaboración que impartirás próximamente (o que estás haciendo ya) - [ejemplo de Sergio Rivas]

-Dile a tu red que recomiende tu publicación para entrar en un concurso/sorteo - [ejemplo de Amel Fernández]

-Coméntale a tu red que vean un vídeo tuyo o escuchen un podcast [ejemplo]

-Pídele a tus contactos que te dejen tu comentario para generar debate sobre una temática en concreto, y después aprovechar las respuestas para redactar tu próximo post - [ejemplo]

-Vende/promociona servicios y/o productos de otras personas en tu post y únete a un programa de afiliados (recuerda vender sólo aquello en lo que creas) - [ejemplo]

-Integra una landing page (página de venta de un servicio/producto) después de una guía sobre una temática concreta - [ejemplo]

¡Y muchas opciones más!

 ¡Ahora es tu turno! ¿Cómo tendría que ser el post perfecto para ti? ¿Cuál es el mejor artículo en LinkedIn que te haya funcionado hasta la fecha? ¿Qué tipo de llamadas a la acción sueles añadir en tus publicaciones? Nos encantará que nos compartas tu experiencia, escríbenos más abajo en la sección de comentarios.

¡Un abrazo conciliador!

Emprende EQUILIBRANDO tu tiempo de TRABAJO, OCIO y DESCANSO

Gestiona tu ANSIEDAD cuando no llegan los CLIENTES