NO QUEMES a tu red de CONTACTOS más preciada

Estás loc@ de content@ porque por fin has empezado tu negocio en el sector del desarrollo personal.

Y claro, como no podría ser otra manera, lo primero que quieres hacer es compartirlo con los tuyos.

Si consideras que tu familia estará de acuerdo con tu decisión, está claro que las primeras personas en conocer tu nueva aventura van a ser ellos.

Como ya tendrás preparada tu lista de suscriptores, tu cuenta de Facebook, Instagram, o LinkedIn, les dirás que por favor se añadan a tu red. El objetivo está claro: quieres lograr tus primeros “números” en forma de contactos/suscriptores/seguidores.

No hay nada bueno ni malo en esta acción, al contrario, es normal que te haga ilusión compartir los inicios de tu proyecto con ellos y que formen parte.

 

OBVIEDADES SIGILOSAS QUE CONVIENE RECORDAR

Debes aceptar algo que ya sabes: tu familia y tus amigos más cercanos no comprarán tu producto/servicio. O lo que es peor, es bastante probable que tus oídos escuchen estas invitaciones celestiales…

“Qué interesante esto que estás creando, me encantaría probarlo. Como mejor amigo seguro que me harás un descuento, ¿no? Bueno, creo que yo me lo merezco gratis por todo lo que he tenido que aguantar de tu proyecto.”

Y próximamente aparecerá el amigo del amigo con sus amables palabras:

“Esto que haces me interesa mucho, de hecho, cuando me lo comentó tu marido por primera vez, supe que tu servicio estaba diseñado para mí. A los amigos entiendo que les harás una rebaja. Si quieres probarlo, puedes ir a mi empresa y hacemos una prueba piloto. No creo que te la podamos pagar, pero seguro que te irá genial para practicar”.

No sé si habrás tenido alguna de estas 2 conversaciones, pero en nuestro caso lo hemos vivido en repetidas ocasiones.

La moraleja que nos arrojan estos diálogos es muy sencilla: la confianza más próxima no te dará de comer. Y lo más infame de todo, te hará vivir situaciones desagradables (o, mejor dicho, no apetecibles) de tener que justificar los costes de tu negocio y su valía.

Pero claro, asumámoslo, estas propuestas familiares son situaciones inevitables. Muchas personas usan la confianza para pedir favores, y no debería haber ningún problema en ello. Es muy probable que no entiendan todo el esfuerzo que hay detrás de tu servicio, por lo que te lo “exigen” desde la inocencia más absoluta.

Cuando alguien te pida un “favor” de estas características, tú debes saber dónde está el límite y hasta qué punto estás dispuest@ a aceptar las condiciones.

Dicho todo esto…

¿Crees que vale la pena construir tu red de contactos con las personas más cercanas?

 

CUANDO EMPIEZAS A QUEMAR DE VERDAD A LAS PERSONAS MÁS IMPORTANTES

En realidad, lo que hemos visto hasta ahora tampoco es un gran problema. Tener unos cuantos contactos de relleno no supone ningún contratiempo (lo único que sabemos es que no serán potenciales compradores).

El mayor inconveniente es cuando aprietas un poco más; déjame explicarme.

Primera parte:

“Has pensado en montar un evento a un precio reducido para que la gente conozca tu primer curso de constelaciones organizacionales. Como tu red es extremadamente reducida, decides tirar de tus contactos de primer nivel para que asistan a tu evento (amigos, familia y conocidos). Les sugieres que reenvíen el correo para ver si puede venir más gente.”

Segunda parte:

“Después del éxito relativo del primer evento, decides volver a repetirlo. Como tu red de contactos todavía está bastante limitada, vuelves a tirar de tus contactos más cercanos incluyendo tu familia y tus amigos. Ya van 2 veces, quizá ya no reciban el correo de manera tan amable.”

Este ejemplo tan sencillo es una muestra de un error que cometimos David y un servidor. Como no había mucho por donde rascar, pensamos que bombardear con correos a nuestra pequeña red más próxima era la mejor manera de incrementar la asistencia de nuestro primer evento organizado por nosotros.

Claro que vinieron los amigos y la familia, pero estamos convencidos de que muchos lo hicieron por compromiso. Porque no supieron decir que no a nuestra ilusión desmesurada. Porque decidieron apostar por nosotros, aunque no estuvieran muy convencidos. Porque venir al evento era su manera de demostrarnos su afecto y apoyo. Aunque eso no significa que los que no vinieron no nos quieran o apoyen. 

Aprendimos que siempre es preferible comunicarnos con las personas que están realmente interesadas en lo que hacemos, porque al final lo más importante para la sostenibilidad de tu negocio es la conversión, es decir, cuántas personas de tu red se convertirán finalmente en clientes.

Si tuviéramos que resumir todo el texto y quedarnos con algunas recomendaciones prácticas, estas serían sin duda con las que nos quedaríamos:

-No inundes de publicidad a tus contactos: ni en tus correos, ni en las redes sociales, ni cuando os juntéis a tomar café… Evita ser el comercial cansino que “amenaza” a sus posibles clientes con un servicio que tal vez no les interese un pimiento. De igual manera, no bombardees de promociones al resto de tu red de contactos, hazlo con estrategia y una buena dosis de humanidad.

-Acepta también a los amigos que te piden descuento: ellos mismos lo hacen desde el cariño, mostrando interés en lo que haces. Lo del descuento es totalmente anecdótico, al final tienes la última decisión al respecto. Al principio nos enfadábamos porque nuestros amigos no entendían que lo que hacíamos tenía mucho valor, pero con el paso del tiempo comprendimos que la percepción de esfuerzo no es la misma para todo el mundo.

-No añadas ni a tu familia ni a tus amigos más cercanos a tu comunidad: en la medida de lo posible y siempre que no suponga un problema para ti, procura alejar a los tuyos de tu negocio. Claro que pueden ayudarte al principio a promover lo que haces, por supuesto, pero intenta que ellos no sean el blanco de tus campañas comerciales en todo momento. Manténlos informados pero sin pasarte.

¡Ahora es tu turno! ¿Qué tipo de contactos estás incluyendo en tu creciente red de personas? ¿Has tirado mucho al principio de amigos y familiares? ¿Cuál ha sido el resultado en tu caso? Nos encantará recibir tu experiencia en el apartado de comentarios, te agradecemos de antemano tu participación : )

¡Un abrazo conciliador!

MEGAGUÍA - Cómo ganar visibilidad y ATRAER CLIENTES en LINKEDIN como CONSULTORA de RRHH, Coaching, Inteligencia Emocional u otras Habilidades Directivas

El auténtico SECRETO para llegar a TODO