Haz las paces con tu CEREBRO para incrementar tu RENDIMIENTO

Este artículo corresponde a una entrevista para el primer congreso sobre productividad personal en lengua hispana. Si quieres saber más sobre nuestra charla gratuita sobre "Neuroproductividad para Coaches", te invitamos a que le eches un vistazo a este post donde encontrarás material inédito que no te desvelaremos en la charla.

 

ENTREVISTA CON MIQUEL NADAL PARA EL 1er CONGRESO ONLINE SOBRE PRODUCTIVIDAD PERSONAL

 

¿De qué vas a hablarnos y por qué ver tu charla?

Mi charla "Neuroproductividad para Coaches" va dirigida a mejorar la calidad de vida de los profesionales del coaching. De verdad, con técnicas probadas por muchos otros coaches. Después de haber asesorado a más de 2000 profesionales, me hace especial ilusión poder compartir los mejores trucos para incrementar tu productividad como coach.

Concretamente hablaremos de una temática disruptiva que me tiene totalmente enamorado: la neuroproductividad. Se trata un revolucionario método que combina los últimos descubrimientos en neurociencia con las técnicas más efectivas de planificación y organización personal.

Por si esto no fuera poco, contaré con la inestimable ayuda de mi compañero David Carulla, un auténtico fenómeno en el mundo de la productividad personal y coach de primer nivel para construir la mejor charla en vídeo que hemos realizado hasta la fecha.

 

Si volvieras atrás 10 años, ¿qué consejo te darías a ti mismo en lo referente a productividad?

La primera cosa que haría es tomármela más en serio, ya que habitualmente solemos entrar en la productividad cuando el caos más absoluto se ha adueñado de nuestras vidas. Cuando la desorganización reina en tu día a día como emprendedor, es el momento más fácil para abandonar cualquier metodología de productividad.

La segunda cosa importante es el abuso que hice de las métricas, es decir, tratar de medir todo lo que estaba haciendo para conseguir mis objetivos. Sí que es verdad que si no mides lo que haces no sabes si estás avanzando, pero no es menos cierto que los números generan una frustración muchas veces innecesaria. Mide sólo aquello que merezca (muchísimo) la pena.

La tercera y última cosa sería la simplificación de mi sistema de productividad. Después de mucho tiempo tratando de eliminar complejidad a mi forma de organizarme, ahora cada vez me cuesta menos tener mi vida bajo control. Antes seguía una metodología demasiado compleja que, más que ayudarme a lograr paz interior, me avivaba la llama de la ansiedad. Hazlo simple: lo que no suma resta, también en productividad personal.

Apúntate gratis al primer congreso sobre Productividad Personal en español

 

Cuéntanos alguna manía, hobby ,costumbre especial que tengas (y que se pueda compartir)

En referencia a la productividad, tengo una lista donde tengo apuntados los diferentes círculos personales que tengo y la frecuencia de cuando los veo: familiares, amigos de primer círculo, amigos de segundo círculo, amigos de profesión, compañeros de alguna empresa... Al lado tengo apuntada la frecuencia habitual con la que nos solemos ver y la última fecha en la que quedamos. Esta lista algo "peculiar" me ayuda a tener más consciencia de mis últimas visitas y, de esta manera, me sirve para planificar mis próximos encuentros y para cuidar mis relaciones personales.

A nivel más personal, ahora mismo estoy aprendiendo a tocar el piano. Teniendo en cuenta mi escasísimo tiempo disponible, la productividad personal me proporciona más claridad y foco para poder dedicarle el tiempo necesario. Además de crear mis propias composiciones, me encantaría que en un futuro pudiera usar música propia para mis vídeos profesionales.

 

¿Por qué es importante la productividad para el emprendedor?

Son muchos los motivos por los cuales la productividad es esencial para el emprendedor; aquí me centraré en los 3 que considero más importantes:

El primer motivo tiene que ver con tu vida social, ya que muchas veces nos olvidamos de ella cuando empezamos nuestra aventura como emprendedores. Tener un sistema de organización nos permite comprobar si cuidamos nuestras relaciones, que al final son con quienes podremos compartir nuestros éxitos como emprendedor.

Como comenté en la pregunta anterior, haz una pequeña lista de tus amistades y familiares más importantes y añade la última fecha que los visitaste. Este pequeño ejercicio es muy poderoso y te ayuda a tomar consciencia de tus relaciones sociales (y la frecuencia en que los visitas).

El segundo motivo está más vinculado con tu salud, uno de los grandes problemas asociados a los emprendedores. Como estás todo el día centrado en tu proyecto, olvidas por completo tu propio cuidado personal.

Tener una buena metodología de productividad te ayudará a tener más espacios para cuidarte, incluso en las semanas donde parece que el trabajo no tiene fin. Bloquea tu agenda cada semana para cuidarte como si tuvieras una reunión con un cliente. La salud es innegociable, el futuro de tu proyecto está en juego (y tú mismo/a también).

El tercer motivo tiene relación con evitar la parálisis por exceso de tareas y compromisos. Tener un sistema de organización personal es la clave saber exactamente todo lo que tienes que hacer en todo momento (y tomar la mejor decisión).

"En mi caso abogo siempre por minimizar el número de tareas repetitivas que haces a diario, ya que son una fuente de frustración y ansiedad de la que muchas veces no somos conscientes".

Haz una lista de las tareas que haces a diario y, en las que crees que les dedicas demasiado tiempo, aplícales una de estas 4 opciones: reduce el tiempo que empleas con ella, elimínala por completo, delégala a otra persona cuando sea posible o, siempre que puedas, trata de automatizarla con alguna herramienta.

 

¿Qué has aprendido emprendiendo que para ti es parte del secreto del éxito?

Emprender es como un viaje dentro de una biblioteca, ya que al final de cada camino hay una estantería con libros (o mejor dicho de aprendizajes). Hablando precisamente de aprendizajes, hay 2 grandes lecciones que he aprendido como emprendedor:

La primera lección tiene que ver con la renuncia. Al principio intentaba hacerlo absolutamente todo, no me perdía nada. Aceptaba cualquier colaboración, me involucraba en todos los proyectos, iba a todo tipo de eventos... En fin, era esclavo de mi desesperación y eso me generó muchísimo estrés. Ahora (me ha costado) he entendido que para entrar en un proyecto, eso me implica abandonar otro. Iniciar una tarea me implica dejar otra en la nevera. Es una lucha titánica contra mi ego, es verdad, pero ahora me he dado cuenta de que disfruto mucho más en las actividades que selecciono.

La segunda lección tiene que ver con "hacer". Me he pasado mucho tiempo preparando y planificando mis acciones hasta la saciedad, pero eso sólo me generaba inacción y al final lo terminaba descartando. Ahora no pienso tanto las cosas, primero las hago y después veo si vale o no la pena. Le dedico mucho menos tiempo a planificar mis proyectos, simplemente los empiezo y voy diseñando la estrategia a medida. Este ha sido un cambio sustancial que ha incrementado mis resultados en estos últimos años.

 

¿Cuál es el principal reto y solución que enfrentan hoy los emprendedores?

Creo que el principal reto que tiene hoy en día es la gestión de su atención. Estar distraído es lo más habitual, por lo que las personas capaces de concentrarse son un rara avis. La atención es un factor determinante de la calidad de los resultados, y hoy prácticamente ningún emprendedor puede permitirse la osadía de ser mediocre en lo que hace. Hay demasiada competencia para que el cliente potencial se fije en lo que estás haciendo.

"Mi solución es trabajar por períodos de trabajo muy cortos, sobre todo tratando de evitar un patrón clásico en el mundo emprendedor: "trabajo hasta que me canso".

Hoy sabemos que nuestro cerebro se calienta a partir de los 90 minutos de actividad, por lo que si estás 3 horas sin parar lo estarás sobre-calentando, con lo que tu productividad bajará en picado a lo largo del día. Algo que también me ha funcionado muy bien es evitar las reuniones a primera hora, ya que las personas nos obligan a consumir mucha energía por la gran cantidad de decisiones que debemos tomar.

¡Ahora es tu turno! ¿Cuáles suelen ser tus problemas de organización más habituales como coach? ¿Qué trucos te funcionan para que tu negocio no te agobie y puedas conciliar tu vida personal y profesional? ¿Qué te gustaría conseguir y que todavía no lo estás haciendo? Nos encantará que nos compartas tu experiencia, escríbenos más abajo en la sección de comentarios.

¡Un abrazo conciliador!

El secreto del ÉXITO y de tu PRODUCTIVIDAD es CONFIAR en la vida

El 1er Congreso online internacional sobre Productividad Personal